BALANCE DEL DÍA ANTES DE DORMIR. SIENTE TU CUERPO - Yologocoach.com
16298
post-template-default,single,single-post,postid-16298,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

BALANCE DEL DÍA ANTES DE DORMIR. SIENTE TU CUERPO

Como sabéis escribo el post semanal los viernes por la mañana. En esta ocasión lo he querido enfocarlo al caer la noche, cuando nuestro cuerpo está cansado y quiere descansar después de una larga jornada de trabajo… ¿o no?

Llevo un tiempo y en especial las últimas semanas con un montón de cosas tanto personales como profesionales entre manos. Además la mayoría muy buenas y disfruto mucho con ellas.

Hasta aquí todo parece maravilloso y lo es, aunque llega un momento en el que sientes que tu cuerpo te pide un poco de descanso para ti. La motivación y el entusiasmo a veces nos llevan a hacer mil cosas a la vez y eso no es malo, insisto. Cuando tenemos que prestar especialmente atención es cuando nuestro cuerpo nos avisa de que necesita más descanso por mucho que le vaya la marcha (como en mi caso).

Por eso mi reflexión para hoy antes de acostarnos es la siguiente:

¿Lo que has hecho hoy te hace feliz?, ¿Estás sacando partido a tu tiempo?, ¿Qué es lo mejor del día?, ¿Y lo peor?, ¿Qué vas a hacer nuevo mañana?

Y la más importante: si fuera hoy tu último día ¿Estarías satisfecho?

Sé que después de esta pregunta nos quedamos de hielo, pero me parece que es tan importante como dura para mantenernos vivos y  enfocarnos cada día en lo realmente importante.

Esa es la realidad, ninguno sabemos cuándo va a ser el final, por lo menos de esta vida que ahora compartimos…más allá, yo lo desconozco, por eso me abrazo con fuerza a esta y me siento afortunada por ello. Cuando llegas a esa conclusión y te propones vivir lo mejor que puedas provechando esta oportunidad al máximo la actitud cambia inmediatamente.

Esa es la magia de la vida,  nosotros podemos hacer mucho más de lo que en ocasiones pensamos por sacarle el máximo partido posible. Esta en nuestras manos aunque algunas veces se nos haga cuesta arriba y sea difícil con nuestra actitud, conseguimos un porcentaje muy alto de equilibrio emocional y eso nos ayuda a sentirnos mejor.

Hacerte todas las preguntas anteriores cada noche en la cama, te ayudará a tener una visión certera de la situación en la que te encuentras y poder reconducir según tus necesidades.

Así en los momentos de más movimiento como el que te comentaba al principio de estas líneas, serás consciente de que tu cuerpo te pide parar y sacar ese tiempo tan necesario para todos simplemente para cuidarte, sin más.

Por el contrario, si te encuentras en momentos más sosegados o incluso de parálisis,  podrás visualizar tus objetivos para empezar a ponerte en marcha de nuevo. Lo importante es que siempre eliges tú.

Espero que esta noche tu balance del día te salga positivo y si no lo es tanto, mañana, te esfuerces para que sea mucho mejor.

 

Y recuerda, sobre todo y siempre…Sonríe

 

 

 

 

 

Sin comentarios

Deja un comentario