Be happy! La tranquilidad nos muestra que la vida es muy sencilla. - Yologocoach.com
16275
post-template-default,single,single-post,postid-16275,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Be happy! La tranquilidad nos muestra que la vida es muy sencilla.

A lo largo de toda esta semana repleta de trabajo, he tenido una sensación que me ha acompañado en todo momento: tranquilidad.

Si recordamos el post anterior, en el que tratamos las dudas a la hora de afrontar las decisiones difíciles, entenderemos a que se debe esa tranquilidad.

Después de ese artículo, han sido muchos los que me han preguntado e incluso se han preocupado por mí. Dedico estas líneas a ellos hoy, en señal de mi gratitud.

Aunque no era mi intención, sé que desperté en algunos de vosotros desconcierto, por no saber cuál era esa decisión tan importante a la que me enfrentaba.

La intención de ese post, no era otra que mostrarme tal y como soy. Al enfrentarme al papel en blanco en un día especialmente difícil para mí.Como todos los viernes laborables tengo el compromiso de escribir.La mayoría de ellos os invito a reflexionar desde una perspectiva bonita y positiva.

Lo que quise transmitir, en esta ocasión, era mi parte más humana al no encontrarme con fuerzas de poder reflexionar sobre otro tema  en ese momento. Sentía la necesidad de compartirlo con vosotros y mostrar esa parte más delicada de mí.

Cuando tomas una decisión que lleva tiempo instaurada en tu cabeza, todo lo que viene después es bueno. Incluso cuando con el tiempo compruebes que te has equivocado. La tranquilidad se instaura en ti desde el momento en que dejas de pensar de una vez y decides. En ese momento, te relajas por fin.

Es por eso que hoy, me apetecía acabar la historia que os empecé a contar el viernes pasado.

La reflexión, por tanto, de hoy es invitarte a que en esos momentos de conflicto interno te permitas decidir lo que te haga feliz y si lo haces desde el corazón, te sentirás en calma inmediatamente. Lo más importante es que aunque con el tiempo te des cuenta de que podrías haber tomado una mejor decisión, tu estado será de paz porque era lo que tenías que hacer en ese momento, sin más. No te juzgues, no te agobies y no te castigues. Simplemente permítete errar y aprender de la experiencia. Esa es la actitud.

Desde el momento en el que tomas la decisión, aunque sea difícil,nuestra mente descansa. Esto sólo es posible cuando la acción se ejecuta por eso en la medida que puedas intenta solventarlo cuanto antes. Te animo a que cuando te toqué a ti decidir, no dejes que el miedo te bloquee o que los demás puedan influir en algo que está sólo en ti.

La vida es mucho más fácil de lo que nos pensamos. Mira este vídeo que me encanta y refleja muy bien la esencia de la vida tal y como yo la entiendo.

En los momentos de conflicto en lo que lo único que escuchamos es la historieta mental que nosotros mismos nos contamos y que no deja de ser un drama sin ningún fundamento en la mayoría de los casos. Afortunadamente casi nunca esas historietas se convierten en realidad.

 

Y recuerda, sobre todo y siempre…Sonríe

 

Sin comentarios

Deja un comentario