Caos vs relax ¿Desconectas o te cuesta? - Yologocoach.com
16070
post-template-default,single,single-post,postid-16070,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
Coaching-Relax

Caos vs relax ¿Desconectas o te cuesta?

Estando en contacto con la naturaleza pienso, oigo el sonido de los pájaros y siento el aire frío en mi cara. Todo ello me hace sentir viva y afortunada por todo lo que nos rodea. Me invade el relax y la paz. ¿Cuánto hace que no te encuentras así? ¿Lo has sentido en muchas ocasiones? ¿Te gustaría? y ¿Qué te lo impide? Estoy en un entorno rural durante unos días y gracias a eso he hecho esta reflexión que ahora comparto contigo. Si puedes hacerlo, el relax vendrá solo ¿o no?

Cada vez conozco más gente que piensa que no es así. Así es, aunque parezca que la naturaleza, las vacaciones y un entorno idílico es lo único que necesitamos para descansar y disfrutar de nuestro tiempo de ocio, compruebo cada día la resistencia a la desconexión. Entonces, ¿Qué puede faltar? En mi opinión falta actitud y esto solo depende de ti. Eres tú el qué necesita el relax tan esperado y sin tu actitud, no puedes disfrutar de él.

La razón para mi es obvia. Estamos tan acostumbrados al caos, a las prisas, al estrés y a las aglomeraciones de gente de la ciudad que no somos capaces de desconectar. Los que vivimos en Madrid, especialmente, somos unos estresados innatos. Parece que es imprescindible para estar en esta maravillosa ciudad demostrar este requisito.

Estamos inmersos en nuestra zona de confort, por esa razón nos cuesta tanto salir de nuestras costumbres de estar bajo presión y mirando el reloj constantemente. Desgraciadamente no somos conscientes de todo lo que nos perdemos.

Por eso, te invito a salir a la naturaleza. Si ahora no es posible tomarte unos días de descanso, busca huecos en tu día a día para ir incorporando acciones que te lleven a la paz.

Aunque al principio te cueste, te animo a que cada día realices acciones tan sencillas como estas: madruga un poco más para no ir tan apurado al trabajo; cuando te agobies, permítete  parar y sal a tomar el aire y dale la oportunidad a alguien de acercarte a ti aunque en un principio no te agrade demasiado.

La foto que he elegido hoy para este post es precisamente con mi nueva amiga Bimba. Se ha acercado a mi sin conocerme de nada, me ha acompañado en mi paseo matutino y nos lo hemos pasado fenomenal, y eso que yo, en principio, no soy una gran amante de los perros. Si te acostumbras a hacer estas pequeñas pequeñas cosas enseguida notarás sus grandes beneficios. Aunque, como ves, poco nos cuesta llevarlo acabo o ¿nos cuesta mucho? Si es así es para valorarlo, ¿no crees?

Hablando de esas pequeñas cosas, comparto contigo el vídeo del libro Be Happy.

Me encanta y resume perfectamente el mensaje de hoy. Haciendo cambios muy pequeños y sencillos disfrutarás de tu vida cambiando el caos por el relax.

Y recuerda, sobre todo y siempre…Sonríe

Etiquetas:
,
2 Comentarios
  • Andreina
    Publicado en 15:16h, 11 febrero Responder

    No me había dado cuenta, que el stress de una ciudad grande y compleja, forma parte de nuestra zona de confort! A salir de ella entonces….seguiré tus notas. Parece que Bimba sintió en conexión contigo….que belleza.

    • Yolanda López Gómez
      Publicado en 12:39h, 14 febrero Responder

      Así fue querida Andreina, fue conexión mutua desde el principio. Gracias por tu comentario.

Deja un comentario