He decidido hacer lo que me gusta porque... - Yologocoach.com
16304
post-template-default,single,single-post,postid-16304,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

He decidido hacer lo que me gusta porque…

¿Qué pasa cuando cuidamos más a los demás que a nosotros mismos? ¿Cómo nos sentimos al hacer algo sólo por el que dirán? ¿Cuánto nos importa lo que piensen de nosotros? ¿Cuál es el propósito de hacerlo?

Un montón de preguntas a parte de estas podrían ayudarte a saber en qué punto te encuentras en relación a los factores externos, en este caso hablamos de los demás.

Esas personas que todos tenemos alrededor y la mayoría de las veces no nos damos ni cuenta de lo que nos influyen. Se trata de tomar más conciencia sobre ello con el fin de conocernos mejor y en consecuencia encontrarnos más seguros y tranquilos en la toma de decisiones en nuestro día a día.

Para ello necesitamos en primer lugar y revisar en qué punto estamos y de qué manera nos influyen los demás, en el supuesto de que así sea.

Quiero aclarar que no veo nada malo en tener gente en nuestro entorno que nos influya, de hecho actualmente cada vez toman más fuerza los “influencers”. Personas conocidas y seguidas en su sector que lideran a un determinado público a través de sus conocimientos o estilo de vida, deseado por sus seguidores.

De lo que tratamos hoy es de diferenciar entre las opiniones y las obligaciones. Es decir, cuando sientes que realmente alguna fuerza externa tira demasiado de ti, es que no estás decidiendo por ti mismo y si no lo haces tú, es porque lo están haciendo los demás por ti y eso es lo que intentaremos evitar. Sólo tú decides tu vida y sólo tú has de llevar las riendas de la misma. Esa es la única manera de que seas libre y por ello seas mucho más feliz que siendo arrastrado arrastrado por los deseos de otros.

La buena noticia es que conseguirlo sólo depende de ti aunque a veces, no sea fácil.

Analiza tus actos y conductas en tu día a día, obsérvate, escucha tu lenguaje y a tus pensamientos. Escucha con especial atención a tu voz interna que te juzga y te critica.

Si sueles decir muchas frases como: “Es lo que tengo que hacer”, “Que van a pensar si…”, “No puedo hacer eso”, “Ya me gustaría pero…” estas en los agentes externos en vez de en ti y en tu responsabilidad. Esta es la clave para dar la dirección que deseas a tu vida.

Una de las cosas que más nos cuesta inicialmente a parte de la toma de conciencia, es ser honestos con nosotros mismos y comprometernos a cumplir nuestros objetivos y no los de los demás. Sobre todo cuando lo hemos estado haciendo durante bastante tiempo.

Te invito a que después de revisar tu situación actual respecto al famoso “que dirán” te pongas manos a la obra decidiendo por ti mismo cada paso que quieres dar para empezar a dar el rumbo necesario para disfrutar más de tu vida. Tu eliges en todo momento y eso es lo que te lleva a la libertad.

 

Y recuerda…sobre todo y siempre…Sonríe

 

Sin comentarios

Deja un comentario