No sin mi móvil y además se cae WhatsApp - Yologocoach.com
16291
post-template-default,single,single-post,postid-16291,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

No sin mi móvil y además se cae WhatsApp

El pasado día 3 de mayo paso algo totalmente inesperado y trágico a nivel mundial: se cayó WhatsApp.

Durante un par de horas aproximadamente se paró el mundo en cuanto a comunicación se refiere. Ese corto espacio de tiempo dio para que las redes sociales echaran humo. Memes, bromas y críticas hicieron que la aplicación de mensajería se convirtiera enseguida en “trending toping”.

Es increíble el poder que tiene una simple aplicación de móvil que hace que millones de personas queden paralizadas ante tan dramática noticia. Sé cómo todos vosotros, que no se trata sólo de una simple aplicación, además es importante la labor que hace de comunicación y la facilidad con que se puede utilizar y conectar a un montón de usuarios a la vez.

Admiro la idea y por ello a su creador, realmente buenos. Por eso no quiero hacer para nada una crítica a la aplicación.

La crítica o mejor dicho la reflexión que hoy quiero compartir con vosotros va dirigida a todos nosotros y muy en especial a los que parece que no hay otra forma de comunicación que el WhatsApp y más en especial todavía a los que tienen la necesidad imperiosa de compartir o comentar todo por WhatsApp y han olvidado otras formas de compartir.

Muy a mi pesar me encuentro en situaciones diarias con esta app que me superan. Por ejemplo, estar trabajando durante una hora aproximadamente y cuando terminas y revisas el móvil SORPRESA!!!!! 95 mensajes sin leer…y yo me pregunto ¿Qué ha pasado?, ¿Nos hemos vuelto locos?

Después, revisas y ves que afortunadamente no ha pasado nada grave para tanto mensaje. Son un montón de amigos, familiares, clientes y conocidos que necesitan algo (o no) y parece que se han puesto de acuerdo en comunicártelo. A esto se suele sumar algún que otro grupo que al estar formado por tantas personas escriben 50 mensajes en 1 minuto fácilmente. Hasta aquí bien, otras veces, muy poco de lo que encuentras es útil realmente y es aquí donde viene el problema y en mi caso el mogollón y el agobio.

Como todo, usado en su justa medida, es muy positivo, insisto en lo que nos facilita la vida tener este servicio y además gratuito.

Otra cosa es cuando abusamos de algo, sea lo que sea, esto es lo que tenemos que valorar y darnos cuenta de si hemos perdido la cabeza por una app. Esto es extensible al móvil, este en su conjunto, es el que hace que estemos enganchados como si no hubiera un mañana y que nos hace olvidar lo importante.

Estamos constantemente mirando el móvil, a ver si ha llegado algún mensaje, mail, publicación en redes…y todo esto, nos aleja de nuestra realidad. Nos aleja de la comunicación entre seres humanos que es lo que nos da una capacidad inmensa de relacionarnos de numerosas maneras y no sólo con el móvil.

En este vídeo se refleja en lo que nos hemos convertido en este sentido (aunque quiero pensar que exagerado) refleja la realidad. Me consta que en mayor o menor medida te ves reflejado en estas palabras. Por eso me gustaría que cada uno tomara conciencia de su relación con el móvil.

Te invito a empezar por dejar por lo menos alguna hora al día tu mente libre de él. En su lugar, en ese tiempo retoma una conversación con alguien de tu entorno, lee o haz cualquier actividad que te guste y que por falta de tiempo, no realices hace mucho.

Es maravilloso hacer la comprobación de cuánto tiempo pierdes al día con el móvil. En ese momento descubrir que si quieres tienes todos esos minutos más al día solo para ti y para los tuyos.

Ese sencillo ejercicio te llevará a tener más vida que disfrutar, merece la pena intentarlo ¿no crees?

 

Y recuerda, sobre todo y siempre…Sonríe

Sin comentarios

Deja un comentario